top of page
Buscar
  • Entrenamiento Ciclismo

Composición corporal y somatotipos



¿Qué es un análisis de la composición corporal? ¿Y el somatotipo?


Son los “procedimientos y procesos científicos para obtener medidas dimensionales anatómicas superficiales como las longitudes, diámetros, perímetros y pliegues del cuerpo humano por medio de un material especializado”. A partir de los valores antropométricos se puede obtener información de la composición corporal o el somatotipo.


El somatotipo no es más que una “descripción numérica de la configuración morfológica de un individuo en el momento de ser estudiado”. En la actualidad, el formato de somatotipo más empleado es la modificación que Heath y Carter efectuaron al método Sheldon.


Una vez obtenidas las medidas antropométricas, se aplican diferentes fórmulas matemáticas para la obtención de los tres componentes del somatotipo: endomórfico (hace referencia al tejido adiposo), mesomórfico (predominio del tejido musculoesquelético) y ectomórfico (representa el grado de linealidad del sujeto).


Los valores de estos componentes se trasladan a un gráfico llamado somatocarta, en el que los tres componentes se convierten en dos (X e Y), para poderse representar en un solo plano. Con el somatotipo es posible realizar comparaciones entre diferentes poblaciones, sexo, edades o a lo largo de un periodo de tiempo.


¿Pero a parte de estos datos, qué más me aporta el estudio de la composición corporal?


Uno de los objetivos de los profesionales vinculados al mundo del deporte es conocer los posibles vínculos entre las medidas corporales, la morfología y la proporcionalidad del organismo con el ejercicio físico, la mejora del rendimiento y las posibles adaptaciones que se generan en él.


Existe una elevada relación entre la composición corporal y su aplicación en el rendimiento y entrenamiento deportivo. Si bien es cierto que son numerosos los factores que participan en el rendimiento del deportista, la inmensa mayoría de las disciplinas deportivas precisan de una composición corporal determinada para poder competir al máximo nivel.


La valoración de estas cualidades morfológicas durante la temporada deportiva, en sus diferentes fases, tiene como fin controlar y modificar aquellas características que pueden condicionar y limitar el rendimiento del deportista.


El análisis de la composición corporal de nuestros deportistas no sólo nos aporta datos más exactos de ellos (cantidad de masa magra, masa grasa, índices…) sino que nos permite evaluar el entrenamiento y su influencia en la composición corporal (ganancia o pérdida de masa muscular, por ejemplo), el control y seguimiento de una dieta, la captación de nuevos talentos y conocer la relación entre las estructuras del cuerpo humano y ciertas cualidades físicas que puedan aplicarse como índices de rendimiento.


Javier Fernández Alba

Director Alto Rendimiento

jfernandez@entrenamientociclismo.com


41 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo